MI HISTORIA


Ramón Monegal, Barcelona, 1951, pertenece a la saga de perfumistas más importantes que ha habido en España. Es miembro de la cuarta generación de los fundadores de la casa Myrurgia.

EL NACIMIENTO DEL AUTOR

Ramón Monegal, Barcelona, 1951, pertenece a la saga de perfumistas más importantes que ha habido en España. Es miembro de la cuarta generación de los fundadores de la casa Myrurgia, que fue proveedora oficial de la casa real española, y su representante más importante e internacional.

Su formación comenzó en 1972 en la propia casa Myrurgia donde inició un periodo de intenso aprendizaje acerca de las mejores esencias, absolutos, concretos, infusiones de ámbar, almizcle, haba tonka, castóreo, civeta, iris y otros. Su formación continuó durante años en Ginebra con su mentor el maître parfumeur Artur Jordi Pey (Firmenich), después en Grasse con el maître parfumeur Marcel Carles (Roure Bertrand y Argeville) y finalmente en París con el maître parfumeur Pierre Bourdon (Takasago y Fragrance Resources).

Desde sus inicios como perfumista, Ramón empezó a desplegar también el concepto de “imagen olfativa”, que todavía hoy sigue enriqueciendo y haciendo crecer. Una gran sensibilidad, meticulosidad y celo en la elaboración de sus creaciones en todas sus fases y aspectos, le llevó a implicarse también en los procesos de idealización, diseño y comunicación. Para mejorar sus conocimientos en estos campos, añadió a sus estudios de arquitectura la formación que cursó en 1977 en el Barcelona Centro de Diseño.

IDENTIDAD, HISTORIA Y HERENCIA

Ramón Monegal creó su primera fragancia en 1979, con un éxito inesperado para la casa Myrurgia. Desde aquel momento se hizo cargo ininterrumpidamente de la dirección creativa artística y perfumística de la casa durante más de 20 años. En el año 2000 el grupo Puig adquirió Myrurgia y se solicitó su colaboración en el nuevo grupo para seguir creando nuevas y exitosas fragancias.

En el año 2007 se independizó de la industria y tras un periodo de reflexión y experimentación hizo realidad el proyecto con el que siempre había soñado: crear su propia colección y llegar al usuario final firmando como el único y auténtico autor, sin filtros ni intermediarios.

LA MATERIALIZACIÓN DEL SUEÑO

Tras 40 años de oficio, convertido ya en maestro perfumista y auténtico “nez”, el reto de Ramón es llegar a la excelencia y transferir sus conocimientos a la quinta generación. El perfume solo puede elevarse a la categoría de arte con la complicidad y la libertad total de la mente, con fórmulas de ingredientes y proporciones no coaccionadas por los costes o filtros comerciales y recuperando su origen artesanal que ahora vuelve a ser vanguardia; Ramón Monegal lo sabe bien y con el año 2009 llegó la materialización de su proyecto anhelado: propuso una auténtica colección de autor e inauguró un espacio propio, como los perfumistas de la época de oro anterior a la masificación.

Actualmente Ramón tiene su propio taller especializado en la mezcla, maceración, producción y control. Trabaja con la verdadera libertad que proporciona el lujo para poder llegar al arte, no pone límites a la imaginación, se sirve de las esencias más nobles y exclusivas que existen en el mundo (y que tan bien conoce,) transmite poesía con sensaciones y emociones intemporales con pasión mediterránea y recupera la artesanía como cauce natural del arte. Ilusiona, seduce, sorprende, crea deseo, placer, magia y poder. Descifra el lenguaje del olor y como maestro propone mensajes olfativos con su extensa colección de composiciones inéditas, haciendo cómplice al usuario, teniéndole la mano para cruzar la senda adictiva de los elixires, filtros, extractos y perfumes que configuran la comunicación olfativa.

MI HISTORIA


Ramón Monegal, Barcelona, 1951, pertenece a la saga de perfumistas más importantes que ha habido en España. Es miembro de la cuarta generación de los fundadores de la casa Myrurgia.

EL NACIMIENTO DEL AUTOR

Ramón Monegal, Barcelona, 1951, pertenece a la saga de perfumistas más importantes que ha habido en España. Es miembro de la cuarta generación de los fundadores de la casa Myrurgia, que fue proveedora oficial de la casa real española, y su representante más importante e internacional.

Su formación comenzó en 1972 en la propia casa Myrurgia donde inició un periodo de intenso aprendizaje acerca de las mejores esencias, absolutos, concretos, infusiones de ámbar, almizcle, haba tonka, castóreo, civeta, iris y otros. Su formación continuó durante años en Ginebra con su mentor el maître parfumeur Artur Jordi Pey (Firmenich), después en Grasse con el maître parfumeur Marcel Carles (Roure Bertrand y Argeville) y finalmente en París con el maître parfumeur Pierre Bourdon (Takasago y Fragrance Resources).

Desde sus inicios como perfumista, Ramón empezó a desplegar también el concepto de “imagen olfativa”, que todavía hoy sigue enriqueciendo y haciendo crecer. Una gran sensibilidad, meticulosidad y celo en la elaboración de sus creaciones en todas sus fases y aspectos, le llevó a implicarse también en los procesos de idealización, diseño y comunicación. Para mejorar sus conocimientos en estos campos, añadió a sus estudios de arquitectura la formación que cursó en 1977 en el Barcelona Centro de Diseño.

IDENTIDAD, HISTORIA Y HERENCIA

Ramón Monegal creó su primera fragancia en 1979, con un éxito inesperado para la casa Myrurgia. Desde aquel momento se hizo cargo ininterrumpidamente de la dirección creativa artística y perfumística de la casa durante más de 20 años. En el año 2000 el grupo Puig adquirió Myrurgia y se solicitó su colaboración en el nuevo grupo para seguir creando nuevas y exitosas fragancias.

En el año 2007 se independizó de la industria y tras un periodo de reflexión y experimentación hizo realidad el proyecto con el que siempre había soñado: crear su propia colección y llegar al usuario final firmando como el único y auténtico autor, sin filtros ni intermediarios.

LA MATERIALIZACIÓN DEL SUEÑO

Tras 40 años de oficio, convertido ya en maestro perfumista y auténtico “nez”, el reto de Ramón es llegar a la excelencia y transferir sus conocimientos a la quinta generación. El perfume solo puede elevarse a la categoría de arte con la complicidad y la libertad total de la mente, con fórmulas de ingredientes y proporciones no coaccionadas por los costes o filtros comerciales y recuperando su origen artesanal que ahora vuelve a ser vanguardia; Ramón Monegal lo sabe bien y con el año 2009 llegó la materialización de su proyecto anhelado: propuso una auténtica colección de autor e inauguró un espacio propio, como los perfumistas de la época de oro anterior a la masificación.

Actualmente Ramón tiene su propio taller especializado en la mezcla, maceración, producción y control. Trabaja con la verdadera libertad que proporciona el lujo para poder llegar al arte, no pone límites a la imaginación, se sirve de las esencias más nobles y exclusivas que existen en el mundo (y que tan bien conoce,) transmite poesía con sensaciones y emociones intemporales con pasión mediterránea y recupera la artesanía como cauce natural del arte. Ilusiona, seduce, sorprende, crea deseo, placer, magia y poder. Descifra el lenguaje del olor y como maestro propone mensajes olfativos con su extensa colección de composiciones inéditas, haciendo cómplice al usuario, teniéndole la mano para cruzar la senda adictiva de los elixires, filtros, extractos y perfumes que configuran la comunicación olfativa.

share.png
SENT WITH LOVE
FROM BARCELONA
You will fall
in love...
share.png
SHARE YOUR
BEST OLFACTORY IMAGE
Increase the family album
#ramonmonegal
share.png
WHICH WILL BE YOUR
NEXT CRASH?
3 Samples offered for free
in any purchase

FOLLOW US

SOCIAL NETWORKS
FOLLOW US
SOCIAL NETWORKS

        

           

share.png
share.png
share.png

Menu